Paneles de energía
solar fotovoltaica

Instalación de energía solar térmica

Planta de energia solar
Termoeléctrica

Desventajas de la energía solar

Desventajas de la energía solar

Las características de la energía solar implican ciertas ventajas respecto a otras fuentes de energía.

A pesar que las características son distintas en instalaciones solares fotovoltaicas y en instalaciones solares térmicas trataremos las desventajas de forma global.

Determinados inconvenientes de la energía solar pueden implicar que una instalación solar pueda ser inviable. Los aspectos a considerar son los siguientes:

  • La eficiencia energética es pobre comparada con otras fuentes de energía.
  • El coste económico comparado con otras opciones.
  • El rendimiento está en función de la climatología.
  • Limitaciones en el horario solar.
  • Limitaciones para almacenar la energía generada

Desventajas relacionadas con la eficiencia energética

Para evaluar la eficiencia energética hay que tener en cuenta la energía y los recursos que se consumen para fabricar los elementos de una instalación.

Una desventaja de la energía solar está en el coste inicial. Un panel solar consume una gran cantidad de energía para ser fabricado. La energía para la fabricación de un panel solar puede ser mayor que la potencia generada por él a lo largo de su vida útil. Sin embargo, este coste es inferior en una instalación de energía solar térmica que en una instalación de energía solar fotovoltaica.

Coste económico comparado con otras fuentes de energía

Los precios son muy altos en comparación con otras fuentes de energía. Especialmente a lo que se refiere a la energía solar fotovoltaica.

A nivel de coste, la energía fotovoltaica compite con el coste de la energía fósil generada mediante combustibles fósiles o la energía nuclear. El precio por kilovatio generado en la energía nuclear es mucho más competitivo pero esta fuente de energía no renovable tiene el inconveniente de la seguridad.

La desventaja de la dependencia climatológica

La radiación solar varía según la climatología. Existe una variación en las cantidades producidas de acuerdo con la situación del tiempo (lluvia, nieve) que dificultan la previsión energética.

La principal desventaja de la climatología es que no permite hacer previsiones de producción muy exactas a corto plazo. Además, esta característica puede convertir la energía solar en una opción desacertada en sitios con una gran cantidad de días nublados.

Para solventar este inconveniente se requiere una fuente energética alternativa o el uso de baterías para los días que las condiciones atmosféricas no sean buenas o por la noche. Las instalaciones de energía solar térmica disponen de un depósito de agua caliente donde se almacena la energía térmica en forma de agua caliente.

El inconveniente del horario solar

La gran desventaja de la energía solar es que uno de los momentos de más demanda energética precisamente es cuando no hay radiación solar: por la noche. Por este motivo se requiere de algún sistema de almacenamiento de energía. 

Se da el caso que las ubicaciones en latitudes medias y altas (por ejemplo, Finlandia, Islandia, Nueva Zelanda y el sur de Argentina y Chile) sufren caídas repentinas de la producción durante los meses de invierno debido a la menor disponibilidad diaria de energía solar.

Además del horario en qué hay radiación solar hay que tener en cuenta la posición del Sol. El rendimiento de los paneles solares mejorará dependiendo de la inclinación del Sol. Generalmente, en épocas de invierno el Sol va muy bajo durante el día de modo que la radiación que se aprovecha es menor.

Almacenamiento de la energía

Por todos los inconvenientes analizados se requiere de un sistema de almacenamiento eficiente. Hoy en día existen baterías y otros elementos para almacenar energía eléctrica pero no hay ningún sistema para almacenar grandes cantidades de energía que sea realmente eficiente.

Las baterías se necesitan en el caso de la energía eléctrica generada mediante paneles fotovoltaicos, mientras que en la energía solar térmica generada mediante colectores solares se necesita la instalación de tanques bien aislados térmicamente para mantener el agua caliente que contienen. La radiación solar permite subir la temperatura del fluido, lo que implica un aumento de la energía térmica. Si estos tanques consiguen que esta temperatura no baje significará que la energía calorífica tampoco se pierde.

Pese a todo, las formas de almacenamiento de la energía solar son ineficientes en comparación, por ejemplo, con los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) o la energía hidráulica que manteniendo el agua a cierta altura se mantiene su energía potencial sin pérdidas, prácticamente.

valoración: 2.5 - votos 2

Última revisión: 23 de abril de 2018