Menu

Paneles de energía
solar fotovoltaica

Instalación de energía solar térmica

Planta de energia solar
Termoeléctrica

Energía Solar

Energía solar

El término energía solar se refiere al aprovechamiento de la energía que proviene del Sol. Mediante la instalación de paneles solares y otros sistemas se puede utilizar para obtener energía térmica o para la generación eléctrica.

Se trata de una fuente de energía renovable. La energía del Sol se considera inagotable a escala humana. Por lo tanto, es una alternativa a otros tipos de energía no renovables. Por ejemplo, a los combustibles fósiles o a la energía nuclear.

La cantidad de energía solar que recibe la Tierra es diez mil veces mayor que la que se consume al día en todo el planeta. Sin embargo, se distribuye de una forma más o menos uniforme sobre toda la superficie terrestre, lo que dificulta su aprovechamiento.

¿Qué es y cómo se produce de la energía solar?

La energía solar es la energía contenida en la radiación solar. Este tipo de energía renovable se genera mediante reacciones de fusión nuclear en el Sol. La radiación viaja hacia la Tierra mediante la radiación electromagnética y, posteriormente, puede ser aprovechada.

La energía solar se puede aprovechar en forma de energía térmica o energía eléctrica, para su consumo posterior allá donde se necesite. Cuando se trata de energía térmica obtenemos calor para calentar un fluido.

El elemento encargado de captar la radiación solar y transformarla en energía útil es el panel solar. Los paneles solares pueden ser de distintos tipos dependiendo del mecanismo escogido para el aprovechamiento de la energía solar:

Tipos de energía solar

En la actualidad existen básicamente tres formas para aprovechar la energía solar.

Energía Solar

Energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica se utiliza para producir electricidad.

Las instalaciones fotovoltaicas están formadas por paneles solares fotovoltaicos. Estos paneles se componen de células fotovoltaicas que tienen la virtud de generar una corriente eléctrica gracias al Sol.

La corriente que sale de un panel solar es corriente continua. Los convertidores de corriente permiten transformarla en corriente alterna.

La corriente eléctrica generada por los módulos fotovoltaicos se puede utilizar para suministrar electricidad en instalaciones autónomas. También se puede utilizar para suministrarla directamente a la red eléctrica.

Energía termosolar

La energía solar térmica también se puede llamar termosolar. Este tipo de energía es otra forma de aprovechamiento muy habitual y económico. Su funcionamiento se basa en el aprovechamiento de la radiación solar para calentar agua mediante colectores solares.

Los colectores solares aumentan la temperatura del fluido aumentando su energía interna. De esta forma es fácil transportar la energía térmica generada y utilizarla donde se necesite. Un uso habitual de este tipo de energía es la obtención de agua caliente sanitaria o para la calefacción de una vivienda.

Por otro lado, existen grandes centrales térmicas que utilizan esta técnica para someter el agua a alta temperatura y convertirlo en vapor. Este vapor se utiliza para accionar turbinas de vapor y generar electricidad.

Energía solar pasiva

Los sistemas pasivos aprovechan la radiación solar sin la utilización de ningún dispositivo o aparato intermedio. Esta técnica se realiza mediante la adecuada ubicación, diseño y orientación de los edificios.

El objetivo es emplear correctamente las propiedades de los materiales y los elementos arquitectónicos de los mismos:

  • Aislamientos,

  • Tipo de cubiertas

  • Protecciones, etc.

Aplicando criterios de arquitectura bioclimática se puede reducir la necesidad de climatizar los edificios y de iluminarlos.

La energía solar pasiva es el método más antiguo de aprovechamiento de la radiación solar. Se trata del método que ya utilizaban las culturas antiguas tal y como se explica en historia de la energía solar.