Cuenca hidráulica.
Energía hidráulica.

Presa.
Energía hidráulica.

Ventajas y desventajas de la energía hidráulica

Ventajas y desventajas de la energía hidráulica

La energía hidráulica es una fuente de energía renovable que utiliza el agua para generar energía. Normalmente, aprovecha la energía potencial del agua a una determinada altura para generar turbinas y con ellas, electricidad.

Sin embargo, las características de este tipo de energía conllevan ciertas ventajas y desventajas.

Ventajas de la energía hidráulica

Debido al ciclo del agua la disponibilidad de agua para generar energía eléctrica es casi inagotable. Por este motivo, la energía hidráulica es una fuente de energía renovable de alto rendimiento energético.

Es una energía limpia; no produce emisiones tóxicas a diferencia de la energía fósil durante su funcionamiento con lo que no contribuye al efecto invernadero.

Para el funcionamiento de las centrales hidroeléctricas se necesita la construcción de embalses para almacenar agua. La construcción de embalses permite gestionar la producción de electricidad según la demanda. El almacenar agua en un embalse es el equivalente de las baterías en la energía solar fotovoltaica.

La construcción de embalses permite la gestión del caudal del río y suavizar el efecto de las crecidas rápidas del caudal en épocas de lluvia.

Ventajas económicas

Una ventaja importante de la energía hidráulica es la independencia de la volatilidad de los precios de los combustibles fósiles. Es inmune a la subida o bajada de los precios del petróleo, el carbón o el gas natural. Además, no es necesario la extracción del combustible ni su transporte hacia la planta eléctrica, lo que supone un importante ahorro económico.

Las plantas hidráulicas también tienden a tener vidas económicas más largas que las plantas eléctricas que utilizan combustibles. Los costos de operación son bajos porque las plantas están automatizadas y necesitan pocas personas para su operación normal.

Desventajas de la energía hidráulica

La construcción de una planta de energía hidráulica conlleva la construcción de grandes embalses. Estos embalses, dependiendo de donde se construyan, puede inundar importantes extensiones de terreno lo que podría significar pérdida de tierras fértiles y propiedades (se ha llegado a inundar pueblos enteros) y daños medioambientales y al ecosistema.

Los efectos de la construcción de una central hidroeléctrica en el ecosistema son varios dependiendo de las características del lugar. Las presas y embalses pueden ser destructivas a los ecosistemas acuáticos especialmente en aquellas especies acuáticas que necesitan migrar para reproducirse.

La regulación del caudal de agua río abajo también implica ciertas desventajas. Esta característica cambia los ecosistemas en el río aguas abajo. El agua que sale de las turbinas no tiene prácticamente sedimento. Esto puede dar como resultado la erosión de los márgenes de los ríos o el retroceso de los deltas en la desembocadura de determinados ríos.

Cuando las turbinas se abren y cierran repetidas veces, el caudal del río se puede modificar drásticamente causando una alteración en los ecosistemas.

valoración: 3 - votos 1

Última revisión: 9 de mayo de 2018