Instalación de energía solar térmica

Planta de energia solar
Termoeléctrica

Aplicaciones de la energía solar térmica

Aplicaciones de la energía solar térmica

La energía solar térmica aprovecha la radiación solar para aumentar la energía interna de un elemento. Dicho de una forma: para calentar un elemento. Normalmente se calienta un líquido para poder transportar esta energía más fácilmente al sitio donde se quiera aprovechar.

En casas unifamiliares es muy habitual ver colectores solares. La función de estos colectores es la de calentar agua caliente sanitaria para el uso doméstico o para la calefacción. Generalmente son sistemas de apoyo pero que permiten un considerable ahorro económico. La instalación de estos colectores solares es muy popular en determinadas zonas debido a su bajo coste de instalación.

La energía solar fotovoltaica, en cambio, está concebida para la generación de electricidad. Los paneles fotovoltaicos generan corriente continua, aunque luego se puede convertir en energía eléctrica de corriente alterna.

Existe una técnica para convertir la energía solar térmica en energía eléctrica. Las centrales termoeléctricas generan electricidad por este método. Concentran toda la radiación solar en un punto para generar vapor y con este vapor accionar una turbina.

La generación de electricidad es una aplicación de la energía solar térmica, pero existen muchas otras.

Otras aplicaciones de la energía solar térmica

En la actualidad la energía solar térmica es utilizada para:

  • Generación de electricidad.
  • Calentar el agua de las piscinas de exterior o interior.
  • Calefacción por suelo radiante o radiadores.
  • Calentar el agua de uso doméstico para la ducha, fregar platos, lavarse las manos, etc. Estos sistemas se utilizan regularmente para calentar el agua de uso residencial en el período de verano. Durante el período de invierno este sistema pasa a cumplir una tarea de apoyo al sistema de calor principal
  • Hacer funcionar aparatos de refrigeración. La energía solar térmica también puede utilizarse para la refrigeración de edificios (climatización) o en procesos industriales (refrigeración).
  • Secaderos de productos agrícolas.
  • Uso industrial, por ejemplo, en hornos solares.
  • Refrigeración por medio de energía solar
  • Desalinización mediante energía solar
valoración: 3 - votos 3

Última revisión: 29 de agosto de 2018