Menu

Instalación de energía solar térmica

Planta de energia solar
Termoeléctrica

Usos y aplicaciones de la energía solar termica

Usos y aplicaciones de la energía solar termica

Las principales aplicaciones de la energía solar térmica son las siguientes:

  • Generación de electricidad mediante energías renovables.

  • Generación de agua caliente para climatización piscinas de exterior o interior.

  • Calefacción por suelo radiante o radiadores.

  • Producción de agua caliente sanitaria (ACS). Estos sistemas solares se utilizan para calentar el agua de uso doméstico para la ducha, fregar platos, lavarse las manos, etc.

  • Hacer funcionar aparatos de refrigeración. La energía solar térmica también puede utilizarse para la refrigeración de edificios (climatización) o en procesos industriales (refrigeración).

  • Secaderos de productos agrícolas.

  • Uso industrial, por ejemplo, en hornos solares.

  • Refrigeración por medio de energía solar

  • Desalinización mediante energía solar

La energía solar térmica aprovecha la radiación solar para obtener calor. Normalmente se calienta un líquido para poder transportar esta energía más fácilmente al sitio donde se requiera el consumo energético.

¿Cómo se genera la electricidad con la solar térmica?

Para generar electricidad mediante captadores solares utiliza una tecnología parecida a la de las centrales térmicas de carbón o nucleares. Estas centrales utilizan combustible para generar vapor a muy alta temperatura. El vapor generado impulsa una turbina de vapor que está conectada a un generador eléctrico mediante un eje.

Usos y aplicaciones de la energía solar termicaDe este modo se consigue convertir la radiación solar en energía térmica, posteriormente en energía mecánica y finalmente, en energía eléctrica.

Para conseguir tener una temperatura lo suficientemente grance se situan deferentes espejos que redirijan la radiación solar en un mismo puto, que es donde se genera el vapor.

Se trata de un sistema para generar electricidad alternativo a la energía solar fotovoltaica.

¿Qué es el agua caliente sanitaria?

El agua caliente sanitaria (ACS) es el agua que, en una vivienda, utilizamos para ducharnos. Debido a que no necesitamos que este agua esté excesivamente caliente se puede calentar fácilmente mediante colectores solares en el tejado.

El tiempo para calentar un litro de agua es superior al tiempo que se tarda en consumirlo al ducharnos, por lo que no se puede calentar en el mismo momento en que se necesita. Para solucionar este problema se utilizan sistemas de almacenamiento de energía. Los acumuladores térmicos son depósitos en los que se almacena el agua calentada durante el día.

En casas unifamiliares es muy habitual ver colectores solares. La función de estos paneles solares es la de calentar agua caliente sanitaria para el uso doméstico o para la calefacción. Generalmente son sistemas de apoyo pero que permiten un considerable ahorro económico.

¿En qué consiste la calefacción por suelo radiante?

El sistema de calefacción por suelo radiante es un sistema mediante el cual por debajo del suelo de una vivienda se instala un circuito cerrado de tuberías. Por este circuito se hace circular agua caliente a modo de calefacción.

Otra ventaja de este sistema es que al distribuir la temperatura de un modo más uniforme no se requiere que el fluido tenga una temperatura tan elevada. Esta característica hace posible que la energía solar térmica sea una tecnología casi perfecta para calentar esa agua.

El sistema para calentar el circuito de calefacción es el mismo que en el caso del agua caliente sanitaria. Los mismos colectores solares instalados en el exterior de la casa permiten obtener el máximo aprovechamiento de la energía.

Autor:

Fecha publicación: 29 de agosto de 2018
Última revisión: 27 de agosto de 2020