Instalación de energía solar térmica

Planta de energia solar
Termoeléctrica

Central solar térmica

Central solar térmica

Una central térmica solar o central termosolar es una instalación industrial en la que se aprovecha la radiación solar para generar electricidad. La radiación solar se utiliza para calentar un fluido. Mediante fluido, aprovechando las leyes de la termodinámica se produce la potencia necesaria para mover un alternador para generación de energía eléctrica como en una central termoeléctrica clásica.

Funcionamiento de una central solar térmica

El funcionamiento de una central solar térmica se basa en la obtención de calor de la radiación solar y transferirla a un medio portador de calor. Este portado de calor, generalmente es agua.

Para conseguir elevar la temperatura del agua a los altos niveles deseados se debe concentrar la máxima radiación solar en un punto. De este modo se pueden obtener temperaturas de 300ºC a 1000ºC. Como mayor sea la temperatura mayor será el rendimiento termodinámico de la central solar térmica.

La captación y concentración de los rayos solares se hacen por medio de espejos con orientación automática que apuntan a una torre central donde se calienta el fluido, o con mecanismos más pequeños de geometría parabólica. El conjunto de la superficie reflectante y su dispositivo de orientación se denomina heliostato.

Existen varios fluidos y ciclos termodinámicos utilizados en las configuraciones experimentales. Los ciclos utilizados van desde el ciclo Rankine, (utilizado en centrales nucleares, centrales térmicas de carbón) hasta el ciclo Brayton (centrales de gas natural). También se ha realizado muchas otras variedades como el motor de Stirling. Los ciclos más utilizados son los que combinan la energía termosolar con el gas natural.

valoración: 3 - votos 2

Última revisión: 22 de junio de 2017