Paneles de energía
solar fotovoltaica

Componentes de las instalaciones fotovoltaicas autónomas

Componentes de las instalaciones fotovoltaicas autónomas

Las instalaciones fotovoltaicas autónomas son aquellas instalaciones que se encuentran aisladas de la red eléctrica. Toda la energía eléctrica que generan los paneles solares es consumida directamente.

Este tipo de instalaciones fotovoltaicas están pensadas para los casos en que el coste del mantenimiento e instalación de las líneas eléctricas no es rentable. Por ejemplo, este seria el caso de refugio de montaña.

El principal elemento de las instalaciones fotovoltaicas autónomas es el panel fotovoltaico. El panel fotovoltaico es el encargado de transformar la radiación solar en energía eléctrica en forma de corriente continua.

Ventajas y desventajas de las instalaciones solares autónomas

Las instalaciones solares fotovoltaicas aisladas tienes la ventaja que no dependen de elementos externos para abastecerse de energía y el coste directo del kilovatio hora de energía es cero.

Por otro lado tiene ciertos inconvenientes. La desventaja principal de este tipo de fuente de energía renovable es la dependencia de las variación de la radiación solar recibida. La radiación solar que recibirá el panel fotovoltaico depende del horario solar, de la inclinación del Sol en las diferentes horas del día y en los diferentes horas del año y de la climatología. Las horas solares de radiación se pueden calcular. Lo que no se puede calcular és la cantidad de horas y de días nublados que se va a tener de forma exacta (estadísticamente si que se puede obtener).

A diferencia de las instalaciones solares fotovoltaicas conectadas a la red, hay que preveer un sistema de acomulación de energía para poderla usar en aquellas horas que los paneles fotovoltaicos no generan electricidad porqué no reciben radiación. Las instalaciones conectadas a la red no tienen este inconveniente ya que el sobrante de energía se puede suministrar a la red eléctrica genera y abastecerse de ella cuando sea necesario.

Elementos específicos para las instalaciones solares autónomas

Además de los elementos comundes de las instalaciones solares fotovoltaicas hay una serie de elementos que son completamente necesarios para el funcionamiento de este tipo de instalaciones:

Los acumuladores de energía eléctrica, que son los encargados de almacenar la energía que van generando las placas fotovoltaicas en los momentos de bajo consumo para que se puedan utilizar en los momentos de demanda energética. Generalmente se trata de baterías aunque existen algunas instalaciones donde se mezca la energía soalr con la energía hidráulica y se aprovecha la energía generada en los paneles solares para accionar una bomba y subir agua a cierta altura. El agua a cierta altura tiene energía potencial que puede ser convertida de nuevo en energía eléctrica al accionar las turbinas.

Los reguladores de carga són los encargados tanto en el proceso de carga como en el de descarga de los acumuladores (en este caso las baterías), estén siempre dentro de las condiciones correctas de funcionamiento.

Los inversores son los encargados de convertir la energía en forma de corriente continua que se obtiene en el panel solar a corriente alterna. Debido a que los paneles solares fotovoltaicos generan electricidad en corriente continua y que la mayoría de aparatos eléctricos que vamos a utilizar requieren que la entrada de corriente sea en corriente alterna necesitaremos convertir la corriente continua generada en corriente alterna.

valoración: 2.9 - votos 8

Última revisión: 18 de mayo de 2018