Paneles de energía
solar fotovoltaica

Componentes de las instalaciones fotovoltaicas autónomas

Las instalaciones fotovoltaicas autónomas son aquellas instalaciones que se encuentran aisladas de la red eléctrica. Toda la energía eléctrica que generan es consumida directamente.

Este tipo de instalaciones fotovoltaicas están pensadas para los casos en que el coste del mantenimiento e instalación de las líneas eléctricas no es rentable. Por ejemplo, este seria el caso de refugio de montaña.

El principal elemento de las instalaciones fotovoltaicas autónomas es el panel fotovoltaico. El panel fotovoltaico, del que ya hemos hablado en apartados anteriores es el encargado de transformar la radiación solar en energía eléctrica de corriente continua.

Sin embargo, hay una serie de elementos que también forman parte de la instalación fotovoltaica que son completamente necesarios para su funcionamiento:

  • Los acumuladores de energía eléctrica, que son los encargados de almacenar la energía que van generando las placas fotovoltaicas en los momentos de bajo consumo para que se puedan utilizar en los momentos de demanda energética.
  • Los reguladores de carga, que se encargan de que, tanto en el proceso de carga como en el de descarga de los acumuladores, estén siempre dentro de las condiciones correctas de funcionamiento.
  • Los convertidores de corriente continua a corriente alterna. Debido a que los paneles solares fotovoltaicos generan electricidad en corriente continua y que la mayoría de aparatos eléctricos que vamos a utilizar requieren una corriente eléctrica de entrada alterna necesitaremos convertir la corriente continua generada en corriente alterna.
valoración: 3.1 - votos 7

Última revisión: 7 de abril de 2016