Menu

Energía geotérmica

Ventajas y desventajas de la energía geotérmica

Ventajas y desventajas de la energía geotérmica

La energía geotérmica es una energía renovable. Su origen está en el calor almacenado en el interior de la Tierra. Esta energía limpia se transmite a través de los cuerpos de roca caliente o conducción y convección

Existen dos tipos de tipos de energía geotérmica:

  • Pequeñas instalaciones. Esta tecnología se puede utilizar para obtener agua caliente sanitaria. También se utiliza en sistemas de calefacción. Es frecuente verlo instalado en viviendas.

  • Grandes plantas geotérmicas. Estas plantas convierten los recursos geotérmicos en electricidad.

El uso de la energía geotérmica implica las siguientes ventajas y desventajas:

Ventajas de la energía geotérmica

En general las ventajas de la geotermia son superiores a los inconvenientes. Las principales ventajas de la energía geotermia son:

  1. Eficiencia elevada. Es la energía más eficiente de todas las energías renovables. La cantidad de energía térmica que se pierde al transportar el calor del fondo del pozo a la superficie es mínima.

  2. Producción constante. La energía geotérmica se mantiene estable a lo largo de las diferentes estaciones del año. Debido a que la fuente de calor se encuentra a varios metros bajo tierra la inercia térmica es muy elevada. La tierra que tiene encima realiza una función de aislante que evita transmisiones térmicas. El efecto es parecido al de una cueva en la que la temperatura es pràcticamente constante a lo largo del año.

  3. Existe en todas partes. Es una fuente que se encuentra en cualquier lugar de la Tierra, al contrario de las que dependen de yacimientos. Sin embargo hay sitios más favorables que otros. Por ejemplo, en zonas volcánicas la temperatura en el subsuelo es fácil que se mucho más elevada.

  4. No depende de la metereología. Es independiente de las variaciones meteorológicas. És una diferencia importante respecto a la energía solar. No importa si está nublado, llueve o si los pantanos relacionados con la energía hidráulica están llenos o vacíos.

  5. Útil en verano e invierno. Las bombas de calor geotérmicas aprovechan la temperatura estable del terreno para proporcionar calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente durante todo el año.

  6. És viable para personas particulares. Se puede utilizar de manera particular. Por ejemplo en viviendas aisladas donde no llega la electricidad.

  7. No requiere combustible. La energía geotérmica tiene la ventaja que no requiere combustión de ningún material (ni uranio, ni combustibles fósiles como petróleo, carbón o gas natural ). Por lo tanto no se agota con las reservas de este. Esta es la razón por la que se considera una energía renovable.

  8. Genera muy pocos residuos. Los residuos que produce son mínimos y provocan menor impacto ambiental que los originados por energías de combustión, nuclear o de combustibles fósiles. Una vivienda unifamiliar típica deja de emitir dos toneladas anuales de dióxido de carbono si usa energía geotérmica en comparación un una vivienda con caldera de gas natural.

  9. Fácil mantenimiento. Una ventaja importante es la facilidad de mantener.

  10. Buen rendimiento. La geotermia tiene un alto rendimiento y un bajo consumo.

  11. Ahorro económico. Por ejemplo, en una vivienda de unos 150 a 180 metros cuadrados, el ahorro económico que supone es del 70%.

  12. Tiempo de retorno bajo. Una instalación de energía geotérmica se amortiza entre cuatro y seis años. Esto quiere decir que en este tiempo, todo el dinero ahorrado en energía son iguales al precio que ha sido necesario instalar la tecnología.

  13. Impacto visual es mínimo, por ser una instalación soterrada. En el caso de climatización se suele hacer con suelo radiante. No hacen falta ventiladores ni aparatos interiores en las habitaciones ni exteriores, sólo una bomba.

Desventajas de la energía geotérmica

Los principales inconvenientes de la energía geotérmica son:

Ventajas y desventajas de la energía geotérmica

  1. Coste inicial elevado. Es necesario extraerla del subsuelo. Por este motivo, las primeras fases del proceso son largas y costosas.

  2. En algunas partes no es rentable. Imposibilidad de explotar esta fuente de energía en todas partes, hay que identificar primero que el lugar es el idóneo y las características geológicas del terreno. La energía geotérmica no es viable en terrenos rocosos e inestable por la dificultad de construir pozos.

  3. Inviable en grandes ciudades. Es más difícil de instalar de manera particular en grandes ciudades. El inconveniente de las ciudades es que el subsuelo pertenece al ayuntamiento. Normalmente está ocupado por otros servicios como alcantarillado conducciones de gas natural y electricidad, etc.

  4. Requiere estudios previos costosos. Para realizar un proyecto para una instalación de nueva es necesario realizar estudios previos. Estos estudios requieren de una maquinaria específica y de importantes inversiones en la fase inicial del proyecto.

  5. Posibles emisiones tóxicas. En caso de accidente o fuga se puede liberar ácido sulfhídrico. Generalmente se detecta por su olor, pero que en grandes cantidades no se percibe y es letal. En esos casos también habría cierto riesgo de que sustancias tóxicas, como arsénico, amoníaco, etc., se liberen y contaminen aguas próximas.

  6. Impacto medioambiental. Para poder explotar este tipo de energía es necesario perforar la superficie terrestre del yacimiento geotérmico con el consecuente deterioro del paisaje. Esta desventaja es especialmente importante en grandes instalaciones geotérmicas, en casas unifamiliares el impacto medioambiental de la energía geotérmica es prácticamente imperceptible.

  7. Explotación únicamente local. No se puede transportar como fuente primaria de calor, ha de consumirse en el mismo lugar de donde procede. Por otro lado, en las centrales geotérmicas de generación eléctrica este inconveniente desaparece puesto que la electricidad sí que se puede transportar.

    Referencias

    Autor:

    Fecha publicación: 14 de diciembre de 2017
    Última revisión: 31 de mayo de 2020