Menu

Paneles de energía
solar fotovoltaica

Energía solar fotovoltaica flotante

Energía solar fotovoltaica flotante

Otra forma de aprovechar la energía solar es mediante instalaciones fotovoltaicas flotantes.

Con fotovoltaica flotante (o sistema fotovoltaico flotante o simplemente solar flotante) nos referimos a los sistemas fotovoltaicos dispuestos no en tierra sino en agua. Estos sistemas están equipados con los mismos paneles fotovoltaicos utilizados para los sistemas terrestres comunes, pero utilizan tecnologías específicas para poder flotar en cuerpos de agua, que incluyen:

  • Embalses
  • Cuencas para agua potable
  • Lagos artificiales
  • Estanques para riego agrícola
  • Equipo de tratamiento de aguas residuales
  • Tinas de sedimentación
  • Canteras y minas abandonadas e invadidas por el agua.

Esta variante de energía renovable también tiene por objetivo la generación de electricidad, pero ofrecen un conjunto de ventajas en comparación con los sistemas fotovoltaicos terrestres.

Ventajas de las instalaciones fotovoltaicas flotantes

Entre las ventajas asociadas con los sistemas solares flotantes en comparación con los sistemas no flotantes están:

Consumo mínimo del suelo: las plantas flotantes se construyen sobre el agua y, por lo tanto, no consumen el suelo por su naturaleza, a excepción de aquellas partes que se utilizan para la conexión a la red eléctrica general. Tampoco prevén la construcción de edificios e infraestructuras que dificulten el desmantelamiento del estado ambiental preexistente durante la fase de desinversión.

Ahorro de agua: en las áreas dominadas por los sistemas (la cobertura es, sin embargo, parcial), la evaporación del agua subyacente está limitada hasta en un 80%. En el caso de superficies destinadas al riego o al consumo humano, es posible ahorrar grandes cantidades de agua dependiendo del porcentaje de cobertura de la cuenca y la temperatura atmosférica.

Aumento de la eficiencia: estudios e investigaciones llevadas a cabo sobre los sistemas ya en funcionamiento muestran que el rendimiento de los paneles es mayor que los sistemas instalados en tierra, donde las altas temperaturas que se alcanzan en verano cerca del suelo reducen tanto el rendimiento como la vida útil de paneles. Según algunos estudios, para el mismo tamaño y otras características del sistema, la electricidad producida por un sistema flotante en comparación con uno en tierra firme puede aumentar del 7 al 15%.

Mantenimiento reducido: en el agua, los paneles no necesitan la limpieza frecuente requerida en el suelo, especialmente si se comparan con los sistemas instalados en áreas polvorientas. En el aire sobre la superficie libre del agua, la cantidad de polvo se reduce en comparación con el continente, ya que la mayor parte del polvo que levanta el viento del suelo cerca del cuerpo de agua no puede superar la orilla del agua. Además, no es necesario cortar la vegetación que normalmente crece debajo de las plantas en el suelo y la preparación inicial del sitio se reduce al mínimo (no se necesitan trabajos de nivelación del suelo).

Seguimiento y enfriamiento solar más económicos: en comparación con los sistemas basados ​​en tierra, la presencia de agua facilita la implementación de sistemas de seguimiento solar y enfriamiento de paneles. El aumento de la energía producida con estos métodos puede alcanzar el 20% para el seguimiento solar y el 10% para el enfriamiento.

Mayor reciclabilidad: debido a la ausencia casi total de infraestructuras fijas, el uso de materiales no reciclables para sistemas solares flotantes es menor. En particular, se utiliza un mayor porcentaje de materiales reciclables para la construcción de estas plantas, que son plásticos (principalmente HDPE), acero y aluminio.

Canteras en desuso: en el caso del uso de áreas como las numerosas canteras que primero fueron abandonadas y luego inundadas, el control del área evita transformarlas, como sucede a menudo, en vertederos ilegales no controlados.

Almacenamiento integrado: la energía fotovoltaica flotante puede permitir sistemas de almacenamiento integrados que hacen que las instalaciones sean independientes de la energía

Autor:

Fecha publicación: 28 de enero de 2020
Última revisión: 28 de enero de 2019