Menu

Paneles de energía
solar fotovoltaica

Baterías de plomo-ácido: tipos, ventajas e inconvenientes

Baterías de plomo-ácido: tipos, ventajas e inconvenientes

Las baterías de plomo-ácido son un tipo de batería recargable que utiliza una reacción química entre el plomo y el ácido sulfúrico para almacenar y liberar energía eléctrica.

Se utilizan comúnmente en una variedad de aplicaciones, desde automóviles hasta sistemas de respaldo de energía y, más relevantemente, en sistemas fotovoltaicos. 

Estas baterías se dividen principalmente en dos categorías: las baterías de plomo-ácido de arranque y las baterías de plomo-ácido de ciclo profundo. Las segundas son las más adecuadas para sistemas fotovoltaicos debido a su capacidad de carga y descarga repetidas.

¿Cómo funcionan las baterías de plomo-ácido?

El funcionamiento de las baterías de plomo-ácido es relativamente simple pero efectivo.

Cuando las placas fotovoltaicas reciben radiación solar se inicia el proceso de carga. Durante el proceso de carga, se produce una reacción química en la que el ácido sulfúrico en el electrolito se combina con el plomo en las placas negativas (ánodo), creando plomo sulfato en las placas positivas (cátodo).

Cuando se necesita energía durante la noche o en días nublados, el proceso se invierte. La energía almacenada en las baterías se libera a través de una reacción química inversa, donde el plomo sulfato en las placas positivas se convierte nuevamente en ácido sulfúrico y plomo en las placas negativas.

Esto genera una corriente eléctrica que puede utilizarse para alimentar dispositivos eléctricos y mantener el sistema en funcionamiento.

Tipos de baterías de plomo-ácido

Las baterías de este tipo se dividen en dos categorías principales: las baterías de plomo-ácido de arranque y las baterías de plomo-ácido de ciclo profundo.

Baterías de plomo-ácido de arranque

Baterías de plomo-ácido: tipos, ventajas e inconvenientesLas baterías de plomo-ácido de arranque son comúnmente utilizadas en vehículos, como automóviles y motocicletas, así como en aplicaciones que requieren una corriente eléctrica intensa y breve, como encender el motor de un vehículo.

Estas baterías están diseñadas para proporcionar una ráfaga de energía significativa durante un corto período de tiempo para encender el motor y, posteriormente, se recargan por el alternador del vehículo mientras está en funcionamiento.

Sin embargo, no son adecuadas para ciclos profundos: Su diseño las hace susceptibles al daño si se descargan profundamente con regularidad, lo que reduce su vida útil.

Baterías de Plomo-Ácido de ciclo profundo

Las baterías de plomo-ácido de ciclo profundo están diseñadas específicamente para aplicaciones que requieren ciclos de carga y descarga repetidos y profundos, como sistemas fotovoltaicos.

Estas baterías son ideales para almacenar la energía generada por paneles solares, ya que pueden cargar y descargar repetidamente sin experimentar daños significativos.

Características clave de las baterías de plomo-ácido de ciclo profundo:

  • Están construidas con placas más gruesas y densas en comparación con las baterías de arranque, lo que les permite resistir ciclos de carga y descarga repetidos.

  • Tienen una capacidad de almacenamiento de energía más alta en comparación con las baterías de arranque, lo que las hace adecuadas para aplicaciones donde se necesita un almacenamiento a largo plazo.

  • Pueden durar más tiempo cuando se mantienen adecuadamente y se utilizan en aplicaciones que no excedan su capacidad de carga y descarga.

Ventajas

  1. Costo: Una de las mayores ventajas es su relativo bajo costo en comparación con otras tecnologías de almacenamiento, como las baterías de iones de litio. 

  2. Durabilidad: Las baterías de plomo-ácido de ciclo profundo están diseñadas para soportar ciclos de carga y descarga repetidos, lo que las hace ideales para sistemas fotovoltaicos que necesitan un almacenamiento confiable a lo largo del tiempo.

  3. Disponibilidad: Estas baterías están ampliamente disponibles en el mercado, lo que facilita su adquisición y reemplazo en caso de ser necesario.

  4. Capacidad de carga rápida: este tipo de baterías pueden cargarse a tasas más altas en comparación con algunas tecnologías de baterías, lo que permite una rápida recuperación de la energía almacenada durante días soleados.

Desventajas

  1. Peso y tamaño: suelen ser más grandes y pesadas en comparación con las baterías de iones de litio con una capacidad similar, lo que puede requerir más espacio de almacenamiento y soporte estructural adicional.

  2. Eficiencia limitada: Tienen una eficiencia de carga y descarga inferior en comparación con algunas tecnologías más modernas, lo que significa que se pierde una pequeña cantidad de energía durante el proceso.

  3. Vida útil limitada: Aunque duraderas, las baterías de plomo-ácido tienden a tener una vida útil más corta en comparación con algunas alternativas más caras, lo que puede requerir reemplazos periódicos.

Resumen

En resumen, las baterías de plomo-ácido son una opción sólida y confiable para el almacenamiento de energía en sistemas fotovoltaicos.

Su costo asequible, durabilidad y disponibilidad las hacen atractivas para una amplia gama de aplicaciones, especialmente en regiones donde la inversión inicial es un factor crítico.

Sin embargo, es importante considerar las desventajas relacionadas con su eficiencia y vida útil al seleccionar el tipo de batería adecuado para un sistema solar específico.

Autor:

Fecha publicación: 9 de octubre de 2023
Última revisión: 3 de octubre de 2023