Menu

Termodinámica.
Transformación de la energía

Energía térmica i combustión.
Efectos de la termodinámica 

Entropía

Termodinámica

Termodinámica

La termodinámica es la rama de la física que estudia los efectos de los cambios de temperatura, presión y volumen de un sistema físico (un material, un líquido, un conjunto de cuerpos, etc.), a un nivel macroscópico. La raíz "termo" significa calor y dinámica se refiere al movimiento, por lo que la termodinámica estudia el movimiento del calor en un cuerpo. La materia está compuesta por diferentes partículas que se mueven de manera desordenada. La termodinámica estudia este movimiento desordenado.

La importancia práctica radica fundamentalmente en la diversidad de fenómenos físicos que describe. En consecuencia, el conocimiento de esta diversidad ha derivado haca una enorme productividad tecnológica.

Estudio de la termodinámica

Los principales elementos que tenemos para estudiar la termodinámica son:

Las leyes de la termodinámica. Estas leyes definen la forma en que la energía puede ser intercambiada entre sistemas físicos en forma de calor o trabajo.

La entropía. La entropía es una magnitud que puede ser definida para cualquier sistema. Concretamente, la entropía define el desorden en que se mueven las partículas internas que forman la materia.

La entalpía. La entalpía es una función de estado del sistema físico considerado. En realidad, l primera ley de la termodinámica, en función de la entalpía, adopta la forma dQ = dH - Vdp, es decir, la cantidad de calor suministrada a un sistema es utilizada para aumentar la entalpía y hacer un trabajo externo - Vdp.

En la termodinámica se estudian y clasifican las interacciones entre diversos sistemas termodinámicos, lo que lleva a definir conceptos como sistema termodinámico y su entorno. Un sistema termodinámico se caracteriza por sus propiedades termodinámicas, relacionadas entre sí mediante las ecuaciones de estado. Estas se pueden combinar para expresar la energía interna y los potenciales termodinámicos, útiles para determinar las condiciones de equilibrio entre sistemas y los procesos espontáneos.

Con estas herramientas, la termodinámica describe cómo los sistemas responden a los cambios en su entorno.

Leyes de la termodinámica

Los principios de la termodinámica se enunciaron durante el siglo XIX, los cuales regulan las transformaciones termodinámicas, su progreso, sus límites. Realmente, son axiomas reales basados ​​en la experiencia en la que se basa toda la teoría de la termodinámica.

En concreto, se pueden distinguir tres principios básicos, más un principio de "cero" que define la temperatura y que está implícito en los otros tres.

Principio cero de la termodinámica

La ley cero de la termodinámica afirma que cuando dos sistemas que interactúan están en equilibrio térmico, comparten algunas propiedades, que pueden medirse dándoles un valor numérico preciso. En consecuencia, cuando dos sistemas están en equilibrio térmico con un tercero, están en equilibrio entre sí y la propiedad compartida es la temperatura.

Primer principio termodinámico

La primera ley de la termodinámica afirma que cuando un cuerpo se pone en contacto con otro cuerpo relativamente más frío, se produce una transformación que conduce a un estado de equilibrio en el que las temperaturas de los dos cuerpos son iguales.

El primer principio es, por lo tanto, un principio de conservación de la energía. En cada máquina térmica, una cierta cantidad de energía se transforma en trabajo: no puede existir una máquina que produzca trabajo sin consumir energía.

En definitiva, el primer principio termodinámico se afirma tradicionalmente como: La variación de la energía interna de un sistema termodinámico cerrado es igual a la diferencia entre el calor suministrado al sistema y el trabajo realizado por el sistema en el medio ambiente.

Segundo principio

Hay varias declaraciones de la segunda ley de la termodinámica, todas equivalentes, y cada una de las formulaciones enfatiza un aspecto particular. En primer lugar, afirma que "es imposible realizar una máquina cíclica que tenga el único resultado de transferir calor de un cuerpo frío a un cuerpo cálido" (declaración de Clausius).

Por otra parte, también se puede afirmar, de manera equivalente, que “es imposible llevar a cabo una transformación cuyo resultado sea solo el de convierte el calor tomado de una sola fuente en trabajo mecánico” (declaración de Kelvin).

Tercer principio de la termodinámica

El tercer principio de las leyes de la termodinámica está estrechamente relacionado con este último, y en algunos casos se considera como consecuencia de este último. En este sentido, puede afirmarse diciendo que "es imposible alcanzar el cero absoluto con un número finito de transformaciones" y proporciona una definición precisa de la magnitud llamada entropía.

Adicionalmente, la tercera ley de la termodinámica también establece que la entropía para un sólido perfectamente cristalino, a la temperatura de 0 kelvin es igual a 0.

Conceptos relacionados con la termodinámica

En el estudio de la termodinámica aparecen deferentes conceptos que conviene conocer:

Sistema termodinámico

Un sistema termodinámico se refiere a un área limitada utilizada para en la investigación termodinámica, y es el objeto de la investigación termodinámica. El espacio exterior del sistema termodinámico se denomina entorno de este sistema.

Los límites de un sistema separan el sistema de su exterior. Este límite puede ser real o imaginario, pero el sistema debe limitarse a un espacio limitado. El sistema y su entorno pueden transferir materia, trabajo, calor u otras formas de energía en el límite.

Ciclo termodinámico

En termodinámica, un ciclo termodinámico es un circuito de transformaciones termodinámicas realizadas en uno o más dispositivos destinados a la obtención de trabajo a partir de dos fuentes de calor a distinta temperatura, o de manera inversa, a producir mediante la aportación de trabajo el paso de calor de la fuente de menor temperatura a mayor temperatura.

El objetivo de un ciclo termodinámico es la obtención de trabajo a partir de dos fuentes térmicas a distinta temperatura, por ejemplo, en una instalación de energía solar térmica. El trabajo obtenido generalmente se emplea para producir movimiento o para generar electricidad.

El rendimiento es el principal parámetro que caracteriza a un ciclo termodinámico. El rendimiento térmico de un ciclo termodinámico se define como el trabajo obtenido dividido por el calor gastada en el proceso.

Propiedades termodinámicas

Las propiedades termodinámicas son las propiedades que definen e intervienen en el estado termodinámico de un sistema. La termodinámica es caracterizada por tener un estado de equilibrio en el cual la presión, el volumen, la temperatura y la composición están presentes.

Las propiedades termodinámicas se pueden clasificar como extensivas o intensivas. Entre estas propiedades encontramos la energía interna, la entropía, la entalpía, el calor, la temperatura, la presión, el volumen, etc.

Rendimiento térmico

El rendimiento térmico o eficiencia de una máquina térmica es un coeficiente o ratio adimensional calculado como el cociente de la energía producida (en un ciclo de funcionamiento) y la energía suministrada a la máquina (para que logre completar el ciclo termodinámico). Se designa con la letra griega η

Dependiendo del tipo de máquina térmica, la transferencia de estas energías se realizará en forma de calor, Q, o de trabajo, W.

El 1824, el físico francés Sadi Carnot derivó la eficiencia térmica para una máquina térmica ideal como una función de la temperatura de sus reservorios fríos y calientes:

eficiencia termodinámica

donde:

Th es la temperatura del reservorio caliente;
Tc es la temperatura del reservorio frío.

En conclusión, la ecuación del rendimiento térmico plantea que se obtienen mayores niveles de eficiencia con un mayor gradiente de temperatura entre los fluidos calientes y fríos. En la práctica, cuanto más caliente sea el fluido, mayor será la eficiencia del motor.

Aplicaciones de la termodinámica

La termodinámica se puede aplicar a una amplia variedad de temas de ciencia e ingeniería, tales como motores, transiciones de fase, reacciones químicas, fenómenos de transporte, e incluso agujeros negros.

El estudio de la termodinámica resulta de gran importancia en el caso de la energía solar térmica debido a que este tipo de instalaciones solares se basan en el intercambio de calor.

En definitiva, los resultados termodinámicos son esenciales para otros campos de la física y la química, ingeniería química, ingeniería aeroespacial, ingeniería mecánica, biología celular, ingeniería biomédica, y la ciencia de materiales para nombrar algunos.

Energía solar termodinámica

¿Qué es la energía solar termodinámica? Esta aplicación de la energía solar es un sistema tecnológico que aprovecha la diferencia entre temperatura del líquido que hay en los paneles solares (en este caso paneles termodinámicos) y la temperatura ambiente.

En la energía solar termodinámica, los paneles solares llevan un líquido refrigerante a una temperatura muy baja. El líquido refrigerante, en contacto con la temperatura ambiente, experimenta un proceso termodinámico de intercambio de calor siempre y cuando la temperatura exterior no sea más baja que la del líquido refrigerante.

La ventaja de este sistema es que también se puede generar energía térmica en horario nocturno, en condiciones climatológicas adversas, lluvia, viento, etc.

valoración: 4 - votos 90

Referencias

Última revisión: 27 de noviembre de 2019