Menu

Paneles de energía
solar fotovoltaica

Instalación de energía solar térmica

Planta de energia solar
Termoeléctrica

¿Cómo ahorrar usando la energía solar?

La energía solar representa una opción muy interesante que permite ahorrar en el consumo de la factura eléctrica.

¿Cómo ahorrar usando la energía solar?

Entre todos los sistemas de energías renovables, la energía solar es una de las más idóneas y fáciles de instalar en viviendas. Hoy en día, representan una solución válida para el ahorro energético, además de ser una opción ecológica y rentable para incrementar el valor de su hogar.

Entre las diferentes opciones que ofrece la energía solar, en una vivienda se pueden aprovechar los siguientes tipos:

Ahorrar con energía solar fotovoltaica

Un sistema fotovoltaico es un generador de energía capaz de convertir la radiación solar en electricidad mediante el uso de módulos o paneles solares.

El sistema fotovoltaico más extendido y utilizado, el denominado on-grid, se conecta tanto al sistema eléctrico doméstico como a la red eléctrica.

Por tanto, gracias a este sistema es posible tanto autoproducir su propia energía. Al mismo tiempo, se puede utilizar el exceso de energía para inyectarla a la red y cobrar a precio de mercado.

El sistema modular de paneles solares instalados en el techo permite satisfacer las necesidades de:

Ahorro mediante energía solar térmica

La energía solar térmica permite el ahorro del consumo de energía térmica en un hogar. En este caso no se obtiene electricidad, sino que se aprovecha el calor del Sol. Este calor se utiliza para calentar agua caliente sanitaria que se utiliza, por ejemplo, para ducharse. También es habitual utilizarla en sistemas de calefacción.

El no tener que calentar agua con aparatos eléctricos convencionales, nos permite reducir en gran medida las facturas eléctricas. Además, cuando se trata de generar calor, la eficiencia energética obtenida es superior que utilizando placas fotovoltaicas.

Paneles solares y ahorro económico

Los sistemas de energía solar que utilizan paneles solares son una excelente inversión con beneficios económicos a largo plazo.

La solar fotovoltaica es una planta que puede tener una vida media superior a los 20 años. Durante este periodo es posible recuperar el coste inicial de instalación fotovoltaica.

Beneficios económicos

Entre los beneficios obtenidos destacan:

  • Menor dificultad para mantener electrodomésticos. El agua caliente producida gracias a los paneles solares está lista para usar ya que está libre de sustancias nocivas como la piedra caliza.

  • Ahorro en facturas de luz y gas. Gracias a este sistema se puede autoproducir la suficiente energía para las necesidades propias sin utilizar electricidad de la red. De esta forma evitamos altos costes en la factura de la luz.

  • Las placas solares también aseguran un buen ahorro en la factura del gas, que es un combustible fósil. Si instalamos paneles solares híbridos (térmicos y fotovoltaicos) es posible generar un ahorro en los costos de gas en un 50%. Además, se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

  • Incremento de la clase energética del edificio. La instalación de un sistema solar térmico permite incrementar el nivel de eficiencia energética de una propiedad y por tanto su valor en el mercado.

Costes económicos

Los costes asociados se pueden resumir en tres puntos:

  • Suministro del sistema, es decir , gastos de módulos, conectores, inversores, etc. (un 50% del total);

  • Costos en la instalación instalación: costos de diseño, instalación y prueba del sistema (cerca del 30% del costo total);

  • Costos administrativos, es decir, los gastos por trámites de conexión (alrededor del 20% del total).

En algunos países, estos gastos se pueden amortizar gracias a las deducciones fiscales.

Autor:

Fecha publicación: 17 de marzo de 2021
Última revisión: 17 de marzo de 2021