Paneles de energía
solar fotovoltaica

Instalación de energía solar térmica

Planta de energia solar
Termoeléctrica

Acumulador solar

Acumulador solar

Un acumulador solar es un dispositivo que permite almacenar la energía solar captada por las placas solares. El objetivo de los acomuladores es el de aprovechar la energía obtenida en el momentos en que no se puede producir energía solar (durante la noche, días nublados, etc.)

Para ello distinguimos dos tipos de acomuladores solares:

  • Los acomuladores solares térmicos.
  • Los acomuladores solares eléctricos.

Los acomuladores solares térmicos almacenan calor. Este tipo de acomulador está relacionado con las instalaciones de energía térmica. En estas instalaciones los colectores solares captan la energía de la radiación solar para calentar un fluido. Este fluido calentado permite transportar el calor a un depósito y almacenarlo allí.

Los acomuladores eléctricos almacenan anergía eléctrica. Este tipo de dispositivo está relacionado con la energía solar fotovoltaica. Generalmente, estos dispositivos están formados por una disposición de baterías a fin de almacenar electricidad y utilizarla en momentos en que los paneles solares fotovoltaicos no puedan producir electricidad.

Acumuladores para energía solar fotovoltaica

En el sector de la energía solar fotovoltaica el acumulador eléctrico es el elemento de la instalación de energía solar capaz de almacenar la energía eléctrica. Esta energía se transformará posteriormente en energía química.

El acumulador eléctrico para energía solar fotovoltaica se compone de diversas baterías conectadas entre sí en serie o en paralelo.

El objetivo de los acumuladores fotovoltaicos es almacenar la energía eléctrica generada por el panel solar fotovoltaico. Una vez el sistema requiere electricidad, ésta será proporcionada por el acumulador.

Acumuladores para energía solar térmica

Un acumulador solar térmico es un almacén energético. Estos acumuladores son como baterías pero en lugar de almacenar energía química para obtener electricidad se almacena calor, energía térmica. Se trata de un depósito aislado con un fluido que se calienta a través de los colectores solares.

El objetivo es poder acomular calor para utilizarlo cuando sea necesario aunque no haya radiación solar. Por ejemplo, para utilizar la calefacción durante la noche.

El acumulador térmico está constituido por una cuba metálica fabricada a partir de material sintético y aislado. A su vez, el acumulador incorpora a su instalación uno o dos intercambiadores de calor o intercambiadores térmicos. Estos intercambiadores permiten aumentar al máximo su seguridad para evitar el riesgo de fugas y la pérdida de energía térmica.

valoración: 2.7 - votos 7

Última revisión: 8 de julio de 2019

Volver