Menu

Paneles de energía
solar fotovoltaica

Ubicación, orientación e inclinación de los paneles solares

Ubicación, orientación e inclinación de los paneles solares

Cualquier implantación de un sistema de energía solar fotovoltaica sostenible lleva implícito la optimización de los recursos a utilizar. Esta es la base del diseño y del montaje de las instalaciones solares para optimizar la obtención de energía renovable.

Para conseguir una óptima optimización de la radiación solar, es decir, del aprovechamiento del Sol, es imprescindible el conocimiento de la trayectoria solar, el perfil de las necesidades y de los condicionantes de la ubicación de los paneles solares. Todo ello conlleva determinar la orientación y la inclinación de los paneles solares en instalaciones fijas para conseguir el mínimo coste del kilovatio hora de este tipo de energía renovable.

Por cuestiones de adaptación arquitectónica, los módulos solares suelen estar situados en las cubiertas, aunque no sea la zona más próxima al sistema de acumulación o de contadores de energía. Por cuestiones de seguridad y de integración arquitectónica, se suele determinar la cubierta de las edificaciones como zona de ubicación de los paneles solares fotovoltaicos.

La cubierta es un elemento estructural de la edificación del que debemos conocer básicamente cuatro parámetros: la superficie disponible, la orientación, la carga estructural que puede soportar y la incidencia de sombras que puede tener. Estos elementos condicionarán la disposición de los paneles solares y los sistemas de anclaje.

Las caracterísiticas sobre la ubicación e inclinación de los paneles fotovoltaicos son comunes en los colectores solares que se usan en el aprovechamiento de la energía solar térmica.

Incidencia de sombras

Un aspecto a tener en cuenta es las sombras que pueden incidir sobre los módulos fotovoltaicos puesto que durante el día las sobras varían de posición, pero también varían durante las diferentes estaciones del año. En invierno, por ejemplo, la radiación solar viaja hacia la tierra en una dirección menos perpendicular a la superficie de la tierra que en verano, por lo que las sombras son mucho más alargadas.

Para lograr el máximo aprovechamiento de un sistema de energía solar fotovoltaica, se deberá tener cuidado de la incidencia de posibles sombras sobre los paneles, tanto las cercanas (objetos que tapan momentáneamente la radiación directa del Sol) como las sombras lejanas ( elementos de la orografía y / o paisaje que ocultan el Sol de la zona donde se ubica la instalación solar.

El efecto de las sombras se debe evaluar con mucho cuidado a la hora de determinar la ubicación de los paneles, ya que las sombras en los paneles producen una merma importante de la producción, sobre todo si se producen en las horas centrales del día (máxima insolación).

Ubicación de los paneles solares

Orientación e inclinación de los paneles fotovoltaicos

La superficie disponible quedará determinada por el espacio de la cubierta en la que la propiedad determine ubicar los paneles fotovoltaicos. Habrá que procurar que esta superficie sea un espacio de fácil acceso para las operaciones de mantenimiento, a la vez que este espacio deberá estar protegido de actos vandálicos o de caída de objetos.

Orientación e inclinación de los paneles fotovoltaicos

La orientación e inclincación de los paneles fotovoltaicos depende de la latitud en la que nos encontramos. La orientación óptima de los paneles podrá ser sur o norte y la inclinación óptima dependerá de la latitud del lugar, de la época del año en que se quiere utilizar y de si dispone o no de un grupo electrógeno propio.

inclinación de las placas solares dependiendo de la época del año

Teniendo en cuenta que en alguna ocasión no es posible alcanzar las condiciones de inclinación y orientación adecuadas, habrá que evaluar, en todo caso, las pérdidas de radiación incidente debido a los condicionantes de ubicación.

El objetivo es conseguir la máxima perpendicularidad del panel solar con respecto a la radiación solar recibida. De este modo la energía obtenida por las células fotovoltaicas se optimizará.

Sinembargo hay condicionantes que pueden alterar esta premisa. En zonas de montaña donde sean frecuentes las nevadas será importante aprovechar las fuertes pendientes del tejado que beneficiarán por un lado, por su ángulo de inclinación propicio para invierno, y por el otro lado, por que permitirán que caiga la nieve y que no se acumule encima de los paneles solares.

Separación entre hileras de paneles solares

La separación entre hileras de paneles fotovoltaicos debe garantizar la no superposición de sombras entre las hileras de paneles los meses del solsticio de invierno / verano.

Esta distancia quedará determinada por la siguiente expresión, en el caso de paneles en disposición horizontal (sobre un plano).

d = ( h / tanH) · cosA

En que:

d, es la distancia mínima entre líneas de paneles.
h, es la altura de la línea de paneles (en vertical, desde el punto superior en el suelo).
tanH, es la tangente de la altura solar (ángulo) en el mes más desfavorable en nuestra latitud.
cosA, es el coseno del azimut solar en el mes más desfavorable (diciembre) a las 10 h solar.

valoración: 3.7 - votos 22

Última revisión: 4 de diciembre de 2019